Veo con más claridad que no hay una clara genealogía de la vida. Integridad, intensidad… los modos de conocimiento de lo que sería una vida ‘auténtica’ son históricos, escasos y ocultos en experiencias difícilmente narrables o en narraciones difícilmente entendibles. Pero la vida auténtica existe.