Cosmovisiones planas. La dificultad de la comunicación es que solo hay una válida, la que hace transparente la relación entre pensar y sentir. Podría decirse que esa es la única forma de comunicación humana en la que cabe pensarse. Esa comunicación no puede realizarse de forma inmediata, requiere un proceso de tejido, una fase de desarrollo, requiere una superficie de roce, desacompasamiento, vacíos intermedios. Todo eso tanto como concurrencia o sintonía. Solamente eso da una idea de la unidad del alma. Se trata de una forma de paciencia que solamente puede existir a través de unas formas peculiares de convivencia.